OSasturias 

El Observatorio de la Sostenibilidad en el Principado de Asturias 
Busca en los contenidos de la web

 

Busqueda avanzada

  • Está viendo:
  • >
  • Medición de la Sostenibilidad >
  • Huella Ecológica

Huella Ecológica

La huella ecológica es un indicador biofísico de sostenibilidad de carácter integrado en el que se relacionan las demandas de una determinada comunidad humana, país, región o ciudad con la capacidad productiva y ecológica del territorio que ocupa o administra, considerando tanto los recursos necesarios, como los residuos generados para mantener el modelo de producción y consumo de dicha sociedad.

Este indicador, desarrollado a principios de la década de los 90 por William Rees y Mathis Wackernagel, introduce una novedad metodológica de gran importancia: la transformación de los consumos en territorio productivo. De esta forma, la huella ecológica (consumos) puede compararse con la capacidad de carga o biocapacidad (territorio productivo disponible) evaluando el balance ecológico resultante (déficit o superávit).

Si el valor de la huella ecológica está por debajo de la biocapacidad del territorio, dicha comunidad será autosuficiente o incluso presentará superávit ecológico. Si, por el contrario, el nivel de vida o los patrones de consumo suponen la apropiación de más superficie productiva de la disponible, se producirá un déficit ecológico proporcional a la diferencia que exista entre ambos valores. Por tanto, en el marco de una estrategia global de sostenibilidad ambiental, el objetivo final de una comunidad debe ser que su huella ecológica no supere la biocapacidad, de forma que exista un equilibrio entre el nivel de consumo de recursos y la capacidad de generación del territorio asociado.

El carácter sintético e integrador de este indicador hace que sea fácilmente entendible, y tiene un elevado valor como elemento de sensibilización ambiental y de reflexión sobre los límites que el medio impone a la actividad humana o el papel del comercio en la distribución global de los recursos y las presiones ambientales.

Estas ventajas, junto con la posibilidad de comparar de forma sencilla los resultados entre diferentes territorios o momentos del tiempo, han hecho que la huella ecológica haya sido ampliamente utilizada como indicador de sostenibilidad ambiental.

La huella ecológica per cápita del Principado de Asturias, calculada de acuerdo a la metodología estándar aplicada por el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM, 2007), se situó en el año 2009 en 6,68 hectáreas globales de territorio productivo. Es decir, como media un asturiano necesita 6,7 hectáreas de territorio productivo para satisfacer su estilo de vida actual.

Si se comparan estos resultados con análisis regionales previos se constata que, por primera vez desde 1995, se ha producido un descenso en el valor total de la huella ecológica, pasando de 6,74 hectáreas globales en 2005 a 6,68 en 2009.

En términos de capacidad de carga, la biocapacidad disponible (una vez descontado el territorio reservado para la biodiversidad) en 2009 en Asturias es de 2,95 hectáreas globales por habitante, un 0,97% superior a la biocapacidad disponible en el año 2005, y un 21% más que la biocapacidad per cápita disponible a nivel nacional ese mismo año (2,43 hag/hab). Este incremento confirma la tendencia ascendente de la biocapacidad del territorio asturiano desde 1995.

Como consecuencia, el déficit ecológico per cápita del Principado de Asturias, definido como la diferencia entre la huella ecológica y la biocapacidad disponible por habitante, alcanzó en el año 2009 un valor muy próximo a las 3,73 hectáreas. Por tanto, la huella ecológica es 2,28 veces superior a la biocapacidad disponible; es decir, se necesitarían más de dos territorios como el asturiano para satisfacer el nivel de vida y consumo de la población actual del Principado.

A pesar del déficit ecológico existente, sí que se manifiesta un aspecto positivo en la evolución de la huella ecológica y el déficit correspondiente, ya que ambas magnitudes han disminuido respecto a anteriores valoraciones.

 

Recomienda esta página:

  • facebook
  • twitter
  • linkedin